lunes, 24 septiembre 2018
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)
Malos Asesores E-mail

 

Pedir la ayuda de un asesor no sólo es común en las empresas, sino también necesario. Existen temas que pueden resolverse con mayor efectividad con la intervención de un tercero, ya sea por su especialización en el tema, ya sea por su imparcialidad al diagnosticar y recomendar soluciones. Por ello, en el mercado empresarial abundan asesores o consultores dispuestos a “auxiliarnos”. Para evitar que nos sorprendan debemos estar atentos y reconocer algunos personajes que representan los asesores indeseables o incompetentes:


asesores1. El charlatán: habla mucho y escucha poco. Tiene más respuestas que preguntas y querrá venderle la idea o el modelo en boga. Lo menos que le interesa son sus problemas o necesidades.


2. El conceptual: antepone las ideas sobre la acción. Tiene gran habilidad en el manejo del Power Point, pero sus propuestas son poco aplicables a la realidad. Habla del qué pero nunca del cómo ni del cuándo.


3. El académico: puede ser un investigador o un profesor de tiempo completo sin experiencia en el mundo real. Su currículo escolar es vasto e incluso ha publicado sus investigaciones.


4. El metódico: habla un lenguaje muy técnico. Insiste en hacerle entender cuál es su manera de trabajar. Tratará de explicarle qué metodología utilizará para ayudarle, pero nunca le dirá qué resultados o beneficios tendrá su empresa.


5. El improvisado: recientemente perdió su empleo o acaba de titularse. Le ofrecerá servicios muy especializados.


6. El generoso: la tarifa de sus servicios es barato en comparación con los beneficios prometidos.


7. El irresponsable: es el más común de todos. No es capaz de responder a sus compromisos: llega tarde a las citas, las entregas son a destiempo, el trabajo final es muy diferente al acordado, etc.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos